La inteligencia emocional constituye uno de los elementos más importantes para impulsar, aún más, las habilidades y competencias de los empleados, y muy especialmente de aquellos que tienen contacto directo con los clientes. Los trabajadores que aprenden a manejar y a impulsar su inteligencia emocional suelen estar mucho más motivados, tienen más paciencia y trabajan en su capacidad de respuesta y soluciones para con los clientes.

La importancia de la inteligencia emocional en las empresas

La inteligencia emocional (IE) se define como las diferentes capacidades que tiene o puede desarrollar una persona para resolver conflictos y comprender a los demás. De igual forma, dentro de esta definición también entra el desarrollo de otras capacidades cognitivas. La IE se puede desarrollar con entrenamiento y pautas específicas.

Fomentar la inteligencia emocional

Generalmente las empresas suelen dar más peso al CV de sus empleados. Sin embargo, también es importante hacer énfasis en la inteligencia emocional de los mismos, ya que de ello depende tanto su propia salud y estabilidad emocional como también un mejor rendimiento en el trabajo. Todo ello se traduce en una mejor atención a los clientes y con ello a un óptimo servicio.

A través de la IE, los empleados pueden aumentar sus capacidades. Además, se genera un clima laboral mucho más agradable, mayor comunicación, responsabilidad, adaptabilidad, eficacia y motivación. Las empresas pueden proporcionarles a sus empleados las herramientas necesarias para trabajar en el desarrollo de su inteligencia emocional.

En el caso de los restaurantes y demás negocios de servicio al cliente, este aspecto es de vital importancia. No olvidemos que la IE le permite al empleado manejar de forma más adecuada las situaciones de crisis, le permite desarrollar la paciencia y tener un tono de voz y actitudes respetuosas con el cliente. La consecuencia será un mejor servicio, aspecto clave en el éxito de cualquier restaurante.

La restauración de un restaurante

En la restauración de un restaurante o de cualquier otro tipo de negocio, la IE forma parte fundamental. En este sentido, es importante destacar que aproximadamente el 50% de lo percibe el consumidor es emocional. Es decir, más allá de ofrecer un producto de alta calidad y buen sabor es fundamental que el mismo esté bien presentado y que además vaya acompañado de un gran servicio.

Los dueños de los restaurantes deben preguntarse cuáles son las emociones que quieren evocar en sus clientes. Es necesario lograr un impacto emocional en los comensales para que vuelvan al lugar y además lo recomienden con sus amigos y familiares. Para lograr esa impresión es necesario trabajar con las emociones, ya que sin emoción o sentimiento no hay recuerdo. En un mundo cada vez más competitivo, la gestión de las emociones constituye un aspecto vital para el éxito.

Las emociones pueden considerarse pasajeras; sin embargo, el impacto a mediano o largo plazo es permanente. De allí la importancia de que el cliente experimente emociones positivas. Para ello es importante que los empleados sepan manejar su IE para que puedan, a su vez, gestionar las emociones de los clientes.

La inteligencia emocional en los empleados de tu restaurante

Inteligencia emocional: una herramienta para éxito

La IE constituye una herramienta fundamental que debe ser utilizada por los dueños de restaurantes y gestores. La gestión de esta herramienta permitirá mejorar la relación entre los trabajadores y al mismo tiempo con los clientes. El resultado es un aumento del rendimiento y productividad de todo el personal y por supuesto, todo ello se traduce en un retorno considerable y tangible para el restaurante.

Para poder trabajar la IE es necesario, en primer lugar, saber identificar las emociones: alegría, rabia, ira, entre otras. Después se debe aprender a manejar dichas emociones. En este aspecto, es importante destacar, por ejemplo, que cualquier persona se puede molestar o enfadar; sin embargo, es fundamental determinar el momento oportuno, lugar y con quien es el enfado. Saber manejar ese tipo de situaciones, entre muchas otras, es parte del desarrollo de la IE.

Existen profesionales que ayudan, a través de tácticas y diferentes métodos, a trabajar la IE de las personas. Es recomendable que los dueños de restaurantes y comercios en general contraten este tipo de servicios para ayudar a sus empleados a trabajar sus emociones, ya que resulta beneficioso para todos los implicados, incluyendo el éxito del comercio.

Evolución y adaptación

Atrás quedaron las antiguas formas de hacer negocio. En un mundo cada vez más competitivo, especialmente el gastronómico, es fundamental educarse, evolucionar y adaptarse. Esto no significa que un restaurante deba cambiar su estilo o su estética, pero sí puede, por ejemplo, aprovechar nuevas herramientas del mercadeo digital o trabajar en la IE de sus empleados para impulsar el negocio a límites nunca antes sospechados.

La IE es útil tanto para los clientes como para los empleados. Una de las grandes ventajas de este método es que fomenta un equipo mucho más cohesionado, como consecuencia ofrecen un mejor servicio a los clientes y finalmente el cliente desarrolla un sentimiento de fidelidad hacia el restaurante.

Comunicación entre empleados y con los clientes

Además de trabajar las emociones, también se debe hacer mucho énfasis en la programación neurolingüística. Esta es fundamental, ya que proporciona diversas habilidades y herramientas para que el personal pueda comunicarse con los clientes de una forma mucho más efectiva. De hecho, cuando este tipo de herramientas es trabajado con eficiencia, el trabajador puede llegar a lograr que el cliente pruebe nuevos platos o bebidas o, en otras palabras, puede llegar a leer al cliente.

Leer y entender al cliente es posible cuando se desarrolla la IE junto a la programación neurolingüística. El empleado estará en capacidad de formular hipótesis y podrá, rápidamente, interpretar qué es lo que necesita el cliente. Este tipo de herramientas también resulta muy útil para construir y estrechar relaciones, así como para mejorar la autoestima y disminuir el estrés en el ambiente laboral.

Fomentar la inteligencia emocional en los empleados es fundamental para impulsar, aún más, el éxito de tu restaurante. Se trata de una herramienta muy importante que trae múltiples beneficios tanto a nivel interno como externo. Por un lado, los empleados se sentirán mucho más a gusto con el ambiente laboral, estrecharán relaciones y mejorarán su autoestima. Por otra parte, ofrecerán un mejor servicio y estarán mejor capacitados para responder ante determinadas circunstancias, aunque éstas no sean tan favorables. ¿Qué opinas de la IE?