La tecnología está colocando carne artificial en las mesas de los restaurantes de todo el mundo. Se trata de una realidad que cada vez genera más adeptos. La revolución de la carne de artificial ha llegado para quedarse, especialmente porque en los últimos años se ha reducido significativamente el costo de producción de la misma.

La revolución de la carne artificial

Hasta hace muy poco tiempo, la idea de producir carne artificial en un laboratorio no pasaba de ser una fantasía. Sin embargo, puede decirse que hoy en día es una realidad que, además, suma adeptos de forma acelerada.

El científico Willem van Eelen fue el visionario en la creación de la carne artificial. La razón que lo llevó a obsesionarse con este objetivo fue el hambre que pasó durante la Segunda Guerra Mundial, específicamente mientras se encontraba recluido en un campo de concentración japonés. El sueño de vaN Eelen cobró nuevamente vida cuando se hizo el descubrimiento de las células madre.

El farmacólogo Mark Post, junto a un equipo de la Universidad Maastricht, fueron los encargados de materializar el desarrollo de la carne artificial hecha en un laboratorio. En el año 2013 se presentó oficialmente en Londres, la conocida ‘Frankenburger’. Esta hamburguesa estaba hecha de tiras de ternera cultivadas en placas Petri.

Pese a que la carne artificial ya era una realidad, lo cierto es que los costos hacían impensable que la misma pudiera servirse en las mesas de los restaurantes y hogares alrededor del mundo. De hecho, la primera hamburguesa artificial tuvo un costo de 250.000 euros. La buena noticia es que en los últimos años se ha logrado reducir drásticamente este costo y en la actualidad es posible producir una hamburguesa artificial por tan solo 10 euros.

El futuro de la carne artificial

La carne artificial es una realidad que se hace cada día más presente. Se estima que, en menos de cinco años, ésta llegue a las cámaras de los grandes supermercados. En este sentido, el competitivo mundo de los restaurantes también se verá afectado, por lo que deberá adaptarse lo más rápido posible a estos cambios.

Los restaurantes que se preocupan por el medio ambiente tendrán en la carne hecha en laboratorio un potente aliado. Las razones para ello son múltiples: no se dependerá de los recursos del entorno para la producción de carne y se disminuirán significativamente las emisiones del gas metano.

Además de los beneficios para el medio ambiente, la carne artificial también será más saludable. La misma tendrá menos grasas saturadas y prácticamente nada de colesterol. Se trata de un cambio drástico que puede resultar sumamente beneficioso para los restaurantes en todo el mundo, ya que además de presentar un plato delicioso, el cambio también será amigable con el medio ambiente y mucho más saludable que la carne original.

Pese a los beneficios indiscutibles que posee la carne artificial, el sabor es una de las grandes preocupaciones. Sin embargo, como la carne es producida de una célula madre extraída, por ejemplo, de un muslo de pollo, poco a poco se va consiguiendo que el sabor sea el mismo.

Carne artificial, del laboratorio a la mesa de los restaurantes

Como estamos viendo, esta revolución de las proteínas está muy próxima a aparecer en las mesas de restaurantes en todos los rincones del mundo. El único obstáculo por el que ha demorado tanto es por la necesidad de abaratar los costos, es decir, hacerlos mucho más asequibles.

Pese a que en un principio el consumidor pueda mostrar algo de rechazo, lo cierto es que después de hacer una primera prueba y darse cuenta que no varía significativamente el sabor y además es más económico, no se lo pensará dos veces. Cuando esta revolución llegue, lo recomendable es que los dueños de restaurantes la incorporen poco a poco a sus respectivos menús.

Lo ideal es ofrecerle al cliente variedad. En este sentido, cada consumidor podrá elegir entre carne de verdad o la artificial. En un principio, la mayoría de usuarios se inclinará por lo conocido, pero poco a poco se pueden ir cambiando los paradigmas.

¿Será la carne artificial la protagonista de las nuevas creaciones de chefs alrededor del mundo? Probablemente sí. Sin embargo, lo más importante es que los restaurantes se vayan adaptando poco a poco ante estos cambios y sean capaces de ofrecerles a sus clientes variedad y calidad en todos los sentidos. Se trata de una revolución que cambiará por completo la forma en que ha vivido la humanidad, por lo que es recomendable estar preparados.

Fuentes de imágenes: Globovisión  /  Green Screen Magazine  / recetines asgaya