Las tendencias en restauración han tenido movimientos importantes. La pandemia y los nuevos hábitos de los consumidores provocaron cambios en los modelos de negocios y en las formas de moverse de los restaurantes y bares. Un cliente con expectativas y necesidades que se renuevan es el foco que centra la movida restauradora.

Atendiendo a estas tendencias en restauración, Unilever Food Solutions, Fayce y Hostelería de España se han reunido para presentar el II Barómetro de Tendencias en Restauración.  Mediante encuestas online a personas de entre 18 y 50 años, la organización del Barómetro realizó un diagnóstico de situación. ¿El resultado? Un interesante resumen de las tendencias que los restauradores deben tener en cuenta porque marcan el camino del negocio.

¿Cuáles son estas tendencias?

La preocupación por la sostenibilidad de los recursos se expande en España e impacta en la restauración

Reducción de residuos, el reciclado, aprovechamiento de los productos, la cercanía como fuente de abastecimiento, son rasgos destacados de una tendencia que marca presencia en la vida.  Casi la mitad de los encuestados manifestó que la preocupación por el planeta es un factor que condiciona su elección de un restaurante.

La alimentación saludable tiene gran presencia en la restauración

Aproximadamente un 50% de los participantes en la encuesta destacan que se fijan en que en la carta existan menús equilibrados y saludables cuando optan por un restaurante. Una buena parte de estas personas marcan su preferencia por la comida vegana y vegetariana. Esta tendencia es más marcada en quienes acuden al delivery o al take away como sistema de alimentación cotidiana.

Restaurante clientes

El consumo habitual fuera de casa en el restaurante es preferencia de un 77 % de los españoles

La tendencia señala los fines de semana y fechas especiales como días destacados. Se reparten por igual los clientes de almuerzos y de cenas.

En general,  esta tendencia a comer afuera comprende la salida en familia y con amigos, en la que los números superan ampliamente a la salida individual. Gran parte de los encuestados manifiestan que prefieren explorar sitios nuevos, y que visitan siempre restaurantes diferentes.

El delivery y el take away pisan fuerte en el escenario de la restauración y es tendencia en alza en los últimos 5 años

Hay un 72% de encuestados que usa el delivery, el take away o alternativamente las dos modalidades en forma frecuente. Y para un 15%  es su sistema de alimentación habitual. Esta es una realidad que a simple vista se observó a partir de la pandemia y el Barómetro de Tendencias de Restauración 2020 confirma. Si bien la modalidad existía antes, a partir de la pandemia cobró fuerza y se generalizó.

Los restaurantes vienen respondiendo a este hábito de consumo en casa desde el inicio del Covid 19. Para muchos fue la puerta de salida para sobrevivir. Otros, lo asumieron como una expansión de su negocio.  Lo cierto es que la tendencia sigue firme y, seguramente, se mantendrá en el tiempo.

Los menús no tradicionales se imponen

El Barómetro de las Tendencias en Restauración 2020 muestra la opción de los comensales por las comidas no tradicionales. Los menús exóticos, los platos innovadores y creativos, la comida vegana y el casual food están muy presentes en las preferencias de los españoles.

La comida de elaboración breve y simple, preparada en procesos rápidos atrae a muchos de los comensales. Es esta una tendencia que en algún sentido se une a esa preferencia por la comida saludable en la que los productos marcan el plato por sí mismos.

Precio, calidad y ambiente del lugar marcan las elecciones

A la hora de comer afuera, la tendencia muestra que los usuarios eligen teniendo en cuenta varios factores. La relación calidad-precio es la razón de elección que más adeptos tiene.  Este factor no implica que se elija el restaurante más barato, sino que se valora el precio en función del servicio y del menú. Un dato importante para los restauradores.

El ambiente, el clima del lugar, es otra condición muy valorada a la hora de elegir. En especial los que salen con amigos toman muy en cuenta este factor. Un 40% de los encuestados manifiesta que se guía por recomendaciones de otras personas y por los comentarios que lee en las redes sociales.

El gasto promedio de comer afuera es 98 € en restaurante y 64 € en comida a domicilio.

En general, se observa una variación del gasto promedio de acuerdo a edades. Los mayores de 36 años son los que gastan más en comer fuera de casa y en comida para llevar o a domicilio.

En todos los casos, se evidencia un mayor nivel de gasto que hace 5 años.  En la comida vegetariana este aumento es más evidente que en los platos tradicionales.

¿Influye la edad y el sexo  en las preferencias de los usuarios?

La encuesta que dio origen al Barómetro de Tendencias en Restauración 2020 permite realizar observaciones interesantes en lo que a edad y sexo se refiere. Las diferencias  en las preferencias en la restauración debidas a  estos rasgos,  forman parte de la perspectiva de vida que en general tienen las personas.  Son diferencias en la actitud frente a la vida que se manifiestan en  la restauración.

¿Por qué son datos útiles? Porque cada restaurante se define en función de un target, de un público objetivo. Por lo tanto, más allá de las tendencias generalizadas, conocer específicamente por dónde va ese público objetivo es un buen punto de análisis para la mejora.

  • Los jóvenes entre 18 y 25 años, en especial los hombres, son los que más consumen delivery o take away en el almuerzo.  En la cena, el intervalo de edades se extiende hasta los 35 años.
  • Las mujeres de entre 26 a 35 años son las que más salen a cenar, y prefieren hacerlo en pareja. Los hombres de esas edades prefieren el delivery. Cuando salen,  su preferencia es hacerlo en familia.
  • Los mayores de 35 manifiestan que cuando salen a comer lo hacen con sus hijos.  Esta tendencia abarca tanto los días entre semana como los fines de semana.

Este Barómetro de Tendencias en Restauración 2020 muestra claramente el rumbo que el sector va tomando.  Las tendencias se forman con las preferencias de los usuarios y, por lo tanto, el restaurante debería intentar incorporarse a ellas.

Comparte