La costumbre de asistir a restaurantes, cafés y bares es tradición española por excelencia. A la mayoría de los clientes les gusta disfrutar de una agradable velada con la pareja o los amigos, en un ambiente que ofrezca confort y buena atención. Ciertamente, en la actualidad el mobiliario es un elemento importante para lograr todas esas sensaciones agradables. En este sentido, las ventajas de comprar meses altas para tu restaurante pueden ser realmente considerables.

Así como la comida entra por los ojos, el espacio donde comer o beber también. Los dueños deben asegurar la armonía visual de sus restaurantes mediante el uso de mobiliario apropiado y eficiente como las mesas altas. Entre las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante está la practicidad, comodidad y elegancia que proporcionan a cualquier local.

Las mesas altas garantizan comodidad

Se debe considerar que el éxito de un negocio de restauración radica en complacer las necesidades de los clientes. Es por esto que no es suficiente servir una buena comida, ofrecer excelentes bebidas o contratar a un personal atento y servicial. De hecho, la comodidad y la practicidad son vitales para proporcionar mayor satisfacción a los usuarios de un restaurante, una tasca o un bar.

Actualmente, los fabricantes de mobiliario utilizan principios científicos para ofrecer piezas ergonómicamente más eficientes. Estos facilitan a los clientes tener posturas corporales más cómodas y relajadas. Precisamente, esta es una de las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante, aunque este no es el único beneficio que estas ofrecen.

¿Sabías que la estatura promedio de las personas ha aumentado en los últimos siglos? …Pues sí, y por eso una mesa alta ofrece mejor apoyo para que el cliente de estatura promedio consuma sus alimentos o bebidas. Asimismo, la altura evita una postura encorvada, la cual causa molestias físicas e impide el disfrute. Nunca se puede olvidar que la comodidad corporal incrementa el placer de cualquier experiencia.

Mesas altas hostelería

Las mesas altas generan una sensación de libertad

Las mesas altas aportan un aspecto más estilizado al ambiente, lo cual atrae a los clientes. La tendencia de la decoración contemporánea es el minimalismo, se propone espacios ágiles y limpios. Una característica de las mesas altas para restaurantes es que generan una sensación de amplitud y libertad al ambiente donde se ubican.

En realidad, el uso de este tipo de este tipo de mobiliario en los bares o restaurantes está en auge. Además, existe una gran diversidad de modelos y materiales que se adaptan a la decoración de tu local. Sus largas patas centrales proporcionan ligereza a los espacios sean grandes o pequeños, favoreciendo su decoración.

Desde el punto de vista decorativo, las mesas altas permiten jugar mejor con las texturas, los colores y los accesorios. También, favorecen la división visual de los ambientes y la combinación de diseños para diferenciar el área de restaurante y del bar. Esto genera una sensación de orden, lo cual es otra de las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante.

Las mesas altas favorecen el contacto visual

Por su estructura, estas posibilitan un mejor contacto visual durante la conversación, que es el objetivo principal para compartir en un restaurante. Por lo tanto, entre las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante resalta el hecho de ofrecer mayor contacto directo entre los comensales. Al tiempo que se favorece la ubicación visual de los asistentes.

La altitud de las mesas además facilita la prestación del servicio por parte de los camareros, debido a que visualizan mejor las necesidades de consumo de los clientes. De esa forma, estos podrán observar desde lejos si estos requieren alguna bebida, o si han terminado de comer para retirar el servicio. Por supuesto, esto implica un aumento en la eficiencia de los empleados, pudiendo tener mayor control del servicio.

Otra de las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante es la movilidad que tienen los clientes mientras consumen alimentos o bebidas. Se trata de una ventaja particularmente importante en el área del bar, donde los usuarios pueden elegir estar de pie o sentarse. Dicha posibilidad estimula la movilidad de las personas inquietas favoreciendo su comodidad y su satisfacción.

Las mesas altas son casi obligatorias en el área del bar

En realidad, el uso de mesas altas no es de reciente fecha. Estas han sido utilizadas durante años en los bares y se siguen utilizando para distinguir el área para beber en un restaurante. La diferencia es que hoy las mesas altas son más sofisticadas y por eso mejoran la apariencia de casi cualquier espacio. De hecho, estas también se usan en los hogares para dar un toque de refinamiento.

Tú mejor que nadie sabes que el objetivo del bar es ofrecer una estancia práctica para relajarse sin tanto protocolo. Por lo tanto, la distribución de mesas altas es casi una obligación en este tipo de espacio, porque entre las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante está la posibilidad de sacarle mejor provecho a un espacio pequeño.

El uso de estas permite decorar mejor un ambiente reducido y alojar a un mayor número de personas sin necesidad de abarrotar el lugar. Las mesas altas ocupan menos espacio y existen versiones empotradas a la pared que son muy prácticas y ofrecen mayor comodidad a los clientes.

Las mesas altas representan la modernidad

La vida moderna ha variado hasta en la forma de relacionarse. Actualmente las familias son más pequeñas, por lo tanto no requieren de grandes espacios para sus reuniones. Igualmente, los grupos de amigos son cada vez más selectos y reducidos. Por este motivo, los restauradores exitosos optan por utilizar mesas altas por su practicidad.

Por todo ello, si quieres ofrecer un espacio cómodo, práctico y moderno para pasar un buen rato súmate a las tendencias actuales. Aprovecha las ventajas de comprar mesas altas para tu restaurante, porque definitivamente las mesas altas además de representar la modernidad, van a marcar la diferencia frente a la competencia.

Comparte