Investigación, tecnología y cultura se unen en este sorprendente proyecto. Un laboratorio de innovación en gastronomía se sumará a las propuestas de Tabakalera. Se trata de la conquista del mundo gastronómico, que logra integrar al popular Centro de Cultura esta área de la actividad humana que está en las raíces del pueblo vasco.

Esta es una iniciativa para marcar la presencia de la cocina española en el ámbito internacional. Además, será un foco de atracción turística.

El laboratorio de innovación en gastronomía se muestra como una acción concreta de la estrategia de formar alianzas. La administración pública y empresas privadas suman fuerzas en este proyecto, para favorecer el bien común.

Características del laboratorio de innovación en gastronomía de Tabakalera (LABe)

  • El proyecto supone la inversión de dos millones y medio de euros. Será financiado con integración de aportes. La Diputación Foral, el Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de San Sebastián, Tabakalera y Basque Culinary Center unirán esfuerzos para concretar esta meta.
  • La organización y administración estarán a cargo del Basque Culinary Center. Este organismo integra una Facultad de Ciencias Gastronómicas y un Centro Tecnológico Sectorial en Gastronomía. Su misión, es, precisamente, desarrollar el potencial económico y social de la gastronomía.

  • El laboratorio de innovación en gastronomía funcionará en una construcción de mil cuatrocientos metros cuadrados. El edificio tendrá dos plantas, se creará un entorno en el que la interacción entre las personas, la gastronomía y la tecnología sea el eje principal.
  • Albergará un laboratorio dinámico de investigación. ¿Qué funciones cumplirá este laboratorio? Co-crear, experimentar, desarrollar, testar y validar nuevos productos, conceptos y servicios.
  • Funcionará también un restaurante experimental. Se habla de él como del “restaurante 4.0”, etiqueta con la que se simboliza la participación esencial de la tecnología en las experimentaciones. Además de buenas propuestas gastronómicas, los usuarios podrán vivir una experiencia digital que los acerque al futuro.
  • Contará además con un hub de startups, un espacio destinado a las nuevas iniciativas gastronómicas empresariales con base tecnológica. De este modo, las nuevas generaciones de cocineros tendrán la oportunidad de iniciarse y de experimentar sus ideas. Algo así como una cantera de grandes chefs.
  • El laboratorio se visualiza como un ecosistema en el que confluyen las actividades de formación, de investigación, innovación y de emprendimiento. Todo en un mismo espacio, que es, además, un Centro Cultural de primer nivel. ¿Su objetivo? Desarrollar el potencial de la gastronomía, actividad que impacta directamente en la vida de la región.
  • Crear talento y fomentar los nuevos emprendimientos. Esta es la apuesta del laboratorio que se instalará en el Prisma que corona Tabakalera. Una visión de futuro en la que la tecnología se visualiza como un factor importante que impacta en el mundo gastronómico. Será, sin dudas, un centro de referencia internacional.
  • Se prevé que el LABe estará operativo en el primer semestre de 2019.

¿Qué dicen las entidades que participan en la propuesta?

  • El Diputado General de Gipuzkoa, Markel Olano, uno de los dueños de la iniciativa, manifestó que la gastronomía:

“es parte de la identidad, del ADN de Gipuzkoa, que tiene su fundamento en las personas, nuevos profesionales que tomarán relevo a una generación de oro, pero que tienen que mirar a futuro haciendo uso de las nuevas herramientas digitales”.

  • Por su parte, el Alcalde de Donostia, Eneko Goia, destacó que el laboratorio será un escaparate inmejorable para la capital de la gastronomía y capital del conocimiento. La apuesta al conocimiento es una faceta que caracteriza a Donostia. Con el LABe se consolida aún más este rasgo.
  • El director general del Basque Cullinary Center, Joxe Mari Aizega, señala que:

El cambio digital llega a todos los sectores económicos y sociales, y también ha llegado a la gastronomía. LABe quiere responder a esas necesidades de exploración, especialización y mejora de la gestión”.

  • Edume Ormazabel, directora general de Tabakalera, consolidó este ensamblaje de fuerzas e intereses. Afirmó que contar con este centro de referencia en el espacio cultural, es una noticia muy positiva. Ormazabel destacó que el proyecto:

“confluye plenamente con las líneas estratégicas de TAbakalera: el impulso a la creación, el desarrollo de la internacionalización, la innovación y la experimentación, la intensificación de las colaboraciones con las industrias culturales y creativas y el trabajo en red. En suma, disfrutar de y con la cultura”.

Son varios testimonios de un modelo de integración público-privada con resultados de ganar-ganar.  Todos ganan, especialmente la gastronomía y la región.  De este modo, el LABE  se proyecta como un valioso impulso para apuntalar y sostener la estructura de la gastronomía en el País Vasco.

Esta es una muestra más del sentir de los ciudadanos y políticos que reconocen la importancia de este sector de la actividad humana para la región y para todo el país.

 

Fuentes de imágenes: Gipuzkoako Foru Aldundia