Los restaurantes han sido muy castigados por el coronavirus. Clausurados desde los primeros tiempos, estos establecimientos seguramente también serán los últimos en volver a abrir.  Y aunque el ánimo está bastante flojo, hay quienes mueven la cabeza para reinventar la historia. Un invento que promete es el de instalar mamparas en restaurantes. Si el objetivo es que las personas estén separadas unas de otras, pues hay que buscar la forma de lograr ese distanciamiento social.

Esa es la actitud que sacará al país adelante. En lugar de llorar por los rincones y de esperar milagros, hay que pensar y hay que hacer. Es momento de proyectos, de planes, de imaginar lo que nunca se ha imaginado antes. Se trata de salirse de lo conocido para idear nuevos formatos.

A veces, solo hay que mirar un poco más allá del restaurante. Existen elementos en otros contextos que pueden utilizarse en el local.  Tal es el caso de las mamparas en restaurantes, una idea que se esta haciendo camino, aunque parece que hay muchos dueños de restaurantes que lo ven como una inversión prohibitiva, como hemos podido testear en nuestra pequeño sondeo en la página Facebook de En La Cocina.

¿ Que te parece la idea de instalar mamparas en todas las mesas de los restaurantes?

Publiée par En La Cocina, de Telemesa sur Vendredi 24 avril 2020

¿Para qué instalar mamparas en restaurantes?

No hay duda que el punto central a la hora de la reapertura será el distanciamiento social.  Los restaurantes con capacidad para 100 probablemente deberán funcionar con 25, por lo menos durante los primeros tiempos.  Evitar la aglomeración de personas es uno de los objetivos de la reestructuración. 

El uso de mamparas en restaurantes aparece como una opción interesante y práctica. Hay empresas españolas que ya están fabricando mamparas de metacrilato. Y hay restaurantes que ya están pensando en instalarlas.

¿Qué tipo de material es el metacrilato utilizado para las mamparas en restaurantes?

¿Qué es el metacrilato? Este material es una especie de plástico transparente e irrompible. Tiene cierta flexibilidad y una buena resistencia, se lo conoce como ‘vidrio acrílico’, porque es como una mezcla de ambos.  Es tan transparente como el vidrio, pero más resistente y ligero que él.

Actualmente este material es muy versátil y tiene muchas aplicaciones. Se fabrican ventanas, faros y parabrisas de automóviles, estructuras para cocheras, stands, paneles para separar espacios en oficinas. Y precisamente es esta última función en la que se piensa al instalar mamparas en restaurantes. Si en la oficina se generan espacios semi-aislados con paneles de metacrilato, ¿por qué no hacer lo mismo con mamparas en restaurantes?  La idea es crear en el local espacios que separen las mesas y a los comensales en ellas.

¿Cómo se verían las mamparas en restaurantes?

Hay varias ideas en juego. Si llega al restaurante una familia, que convive en la misma vivienda, podrán compartir una mesa. La misma estará rodeada de paneles transparentes. De este modo, la familia estará protegida y distanciada del resto de los comensales por una especie de cabina transparente.

mamparas restaurantes

Un caso diferente es el de amigos o compañeros de trabajo que se juntan para comer.  Como en el caso de la familia, las mesas unidas estarán rodeadas de mamparas que separarán al grupo de los demás asistentes al restaurante. Pero también se instalarán mamparas más pequeñas que separarán a los comensales entre sí, unos de otros. Separaciones dentro de las cabinas.

Habrá que pensar en mamparas móviles, transportables, que permitan conformar módulos para diversas situaciones. Pero esto no parece ser obstáculo para este nuevo diseño del local.

¿Cuánto cuesta instalar mamparas en restaurantes?

La idea de instalar mamparas en restaurantes es de Manuel Gil, empresario hostelero que dirige el bar La Hornada. Y, sin dudas, es una idea muy apropiada para los tiempos que vienen que seguramente será considerada por muchos restauradores.

Pero la gran pregunta es ¿cuánto cuesta ponerla en práctica?  Exigirá una considerable inversión, el precio de las estructuras depende del grosor y de las terminaciones. Las mamparas finas para separar comensales más económicas cuestan alrededor de 60 €. Las más gruesas pueden valer entre 400 € y 700 €. También depende del tamaño del panel. Las exteriores que conforman la cabina, tendrán mayor costo; y si se pretenden detalles de acabado y terminaciones estéticas, los precios son bastante mayores.

El creador de la idea, considera que es posible pedir a las empresas que habitualmente regalan sombrillas y sillas que inviertan en mamparas.  Otra posibilidad es que los restauradores se agrupen y negocien precios con fabricantes por la compra masiva.  Es un tema en el que hay que empezar a pensar.

¿Aceptarán los clientes las mamparas en restaurantes?

La pandemia ha creado una alerta llena de temor y de necesidad de precaución en las personas.  Durante mucho tiempo la gente tendrá en su mente esa señal invisible de peligro cuando está cerca de otra persona.  Por lo tanto, todas las medidas que garanticen su seguridad serán bienvenidas.

Probablemente, cuando las personas se animen a empezar a salir a comer, observen muy bien las condiciones del local antes de entrar. Y las mamparas pueden ser una buena señal de que en el restaurante se protege a los clientes adecuadamente. Así que promete ser una buena iniciativa para encarar los tiempos que se vienen.

Escenarios nuevos exigen soluciones especiales.  Los restaurantes tienen que acompasar los cambios si quieren satisfacer las exigencias de los clientes. Estas mamparas pueden ayudar a generar esa sensación de seguridad que contribuirá a que las personas confíen.