El ayudante de cocina es con toda probabilidad una de las figuras más importante en la cocina de un restaurante, hotel o bar. Entre otras responsabilidades, este profesional está encargado de apoyar en la elaboración y preparación de los platos y en todo lo que el chef necesite.  

A pesar de que se trata de una profesión que requiere mucho de esfuerzo y motivación, resulta una excelente opción para cualquier persona que desee ascender a un puesto de mayor responsabilidad entre los fogones.

¿Qué papel profesional tiene un ayudante de cocina?

El ayudante de cocina, también llamando auxiliar de cocina, es un profesional que trabajo bajo la supervisión del chef de cocina y su equipo. Su labor principal es ayudar en la preparación y elaboración de los platos y cumplir con todas aquellas tareas relacionadas con la cocina.

Este profesional también se encarga de las tareas de limpieza y mantenimiento en la cocina como, lavar platos y utensilios de cocina y recoger la basura.

El ayudante de cocina se puede encontrar profesionalmente en establecimientos como restaurantes, bares, hoteles, empresas de catering, clubs, cruceros, etc. A medida que van adquiriendo experiencia, los auxiliares de cocina pueden ir ascendiendo a cargos más importantes y de mayor responsabilidad.

Funciones del ayudante de cocina

Las funciones del ayudante de cocina varían de acuerdo al lugar de trabajo, la cantidad de trabajo y las necesidades específicas de los chefs o cocineros. Sin embargo, su función principal no es otra que preparar los alimentos que forman parte de los platillos.

El objetivo del ayudante de cocina es, por tanto, optimizar la ejecución de los platos, de modo que sea lo más rápida y ordenada posible.

Sin bien suelen desempeñar tareas básicas y rutinarias, juegan un rol fundamental en el orden e higiene del área de la cocina.

En general, las funciones principales de un ayudante o auxiliar de cocina son:

  • Limpiar, pelar y cortar los alimentos (carne, pescado o verduras)
  • Pesar o medir los distintos productos
  • Mezclar ingredientes para elaboración de salsas o aliños
  • Apoyar en la preparación de los platos listos para servir
  • Mantener limpia y ordenada la cocina
  • Guardar los alimentos en los lugares adecuados (despensa, nevera, congelador, etc.)
  • Hacer un seguimiento del stock de alimentos
  • Gestionar el control de los pedidos e informar al supervisor.
  • Cumplir con la normativa higiénico-sanitaria de manipulación de alimentos.

Actualmente, debido a las nuevas tecnologías y su aplicación en el área de restauración y la hostelería, los ayudantes de cocina también tienen como función llevar el control del stock e inventario y recibir los tickets de los pedidos mediante los dispositivos digitales. Asimismo, han de informar al supervisor, por este medio, cualquier inconveniente que surja.

Equipo de cocina

Aptitudes y habilidades que todo ayudante de cocina debe tener

Son diversas las competencias y habilidades con las que debe contar un buen ayudante o auxiliar de cocina. En primer lugar, las empresas valoran mucho la actitud y ganas de aprender de la persona, pero también suelen tomar en cuenta la edad, los estudios e incluso el lugar de residencia.

Otro de los requisitos es contar con capacidades y habilidades tecnológicas, es decir, saber cómo funcionan los dispositivos tecnológicos y las aplicaciones, de tal manera que pueda hacer su trabajo de una manera mucho más eficiente.

Un ayudante de cocina debe ser una persona con las siguientes aptitudes y cualidades:

  • Gran interés por el ámbito culinario
  • Vocación de servicio
  • Iniciativa, creatividad y dinamismo
  • Limpio, ordenado y metódico.
  • Capacidad para aprender rápido
  • Rápido y eficiente
  • Flexibilidad en cuanto al cumplimiento de tareas y de horarios
  • Meticuloso y muy responsable
  • Capacidad para trabajar en equipo (Muy importante para lograr los resultados deseados)
  • Conocimientos de los nuevos procesos digitales del sector

¿Qué formación se requiere como ayudante de cocina?

La profesión de ayudante de cocina no está vinculada a una ninguna titulación en particular.  Sin embargo, debido a la gran competencia que hay en el sector, resulta casi indispensable que quien desempeñe esta labor cuente con estudios o una carrera universitaria como, el Ciclo Formativo de grado medio en Hostelería y Turismo o el Grado en Turismo.

Además, existen un gran número de cursos especializados para ayudantes de cocina que son necesarios para complementar los conocimientos previamente adquiridos. De acuerdo a los requisitos específicos del establecimiento donde se desee trabajar, es posible que el profesional tenga que capacitarse con cursos de cocina como, Gestión de cocina, Decoración de platos y contar con el carnet de manipulador de alimentos.

Asimismo, se recomienda tomar cursos de cocina online, ya que permiten obtener conocimientos en áreas diversas del sector, como, elaboraciones de platos clásicos, técnicas culinarias, condimentos y aditivos, conservación y regeneración de alimentos, prácticas alimentarias seguras, utillaje de cocina, etc. No hay que olvidar que en la mayoría de las empresas los estudios son un requisito para desempeñarse como ayudante de cocina.

Currículum, experiencia laboral

La formación continua le permitirá a este tipo de profesionales ascender en el área de la cocina y poder asumir roles que impliquen una mayor responsabilidad. Un buen currículum puede marcarla diferencia al momento de buscar trabajo y optar por puestos de mayor nivel dentro de la cocina, una empresa u otra, por esta razón, es muy importante tener una formación sólida y especializada.

Por otra parte, aunque no es necesaria tener experiencia laboral en la cocina, los establecimientos siempre lo tendrán en cuenta al momento de ofrecer este puesto de trabajo. Por supuesto, hay que recordar que un ayudante de cocina también puede emplearse como prácticas de la formación o curso que haya llevado a cabo el profesional en este sector.

Es importante destacar que, si bien la formación académica puede ser de gran ayuda, la experiencia práctica y las habilidades adquiridas en el trabajo son fundamentales para desempeñar con éxito el rol de ayudante de cocina. La capacidad de trabajar bajo presión, la atención al detalle y la capacidad de organización son habilidades clave para sobresalir en esta profesión.

Comparte