Una de las figuras más importantes en el mundo de la restauración y los establecimientos de bebidas es el jefe o encargado de bar. Este profesional tiene como propósito gestionar y administrar los inventarios, supervisar el trabajo de los camareros y hacerse cargo de todo lo relacionado con la atención al cliente y el funcionamiento del bar cafetería en general. ¿Quieres dedicarte a esta profesión? Entonces lo que sigue es para ti.

¿Cuáles son las funciones de un encargado de bar?

El rol de un encargado de bar cafetería implica muchas responsabilidades y habilidades en específico. No sólo tiene a su cargo la gestión del área financiera y el control de los inventarios, sino que también debe procurar una buena atención al cliente y organizar el personal en función de ello. Este aspecto es muy importante, porque el personal de sala y los camareros son la imagen del bar.

Son muchas las áreas y funciones que desempeña un jefe o encargado de bar. Cada una de ellas están enfocadas en asegurar un exitoso funcionamiento del establecimiento:

Gestión del personal

Una de las funciones del encargado de bar es la contratación, formación y supervisión del personal del bar. Esto significa que ha de supervisar y coordinar el trabajo del personal de barra para que todo funcione y el servicio sea eficiente y de calidad para los clientes.

De igual manera, ha de establecer los horarios de trabajo, designar tareas a los camareros, personal de sala y otros miembros del equipo y procurar un ambiente de trabajo positivo.

Control de inventario

El control del inventario de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, refrescos y otros suministros es otra de las tareas que tiene un encargado de barra. Para desempeñarla correctamente, debe realizar pedidos a proveedores para que no falten los productos más utilizados.

Además, tiene que asegurarse de que dichos productos cumplan con los estándares de calidad en la elaboración de las bebidas.

Camarero

Control de costos

La gestión de los costos del bar es esencial para la rentabilidad del negocio, por esta razón, este profesional debe encargarse de controlar los gastos, reducir los derroches y aplicar estrategias que permitan incrementar los márgenes de ganancia.

Asimismo, tiene que asegurarse de que los precios de los productos sean recompensados con unos productos de la misma calidad.

Atención al cliente

Otra función importante del jefe o encargado de bar es la atención al cliente. No solo debe asegurarse de que los clientes se sientan bienvenidos, sino que también debe procurar que sean bien atendidos para que queden satisfechos con su experiencia en el bar.

En caso de recibir alguna queja, debe estar dispuesto a escuchar y a resolver cualquier inconveniente que se haya suscitado. Asimismo, debe dar recomendaciones y sugerencias personalizadas de acuerdo a los gustos de cada cliente.

Cumplimiento normativo

Un encargado de bar también tiene que hacerse cargo del cumplimiento las leyes y regulaciones relacionadas con la venta de alcohol. Esto significa que debe cerciorarse de la identidad de los clientes, mantener los estándares de seguridad y los horarios de cierre.

¿Qué responsabilidades tiene el jefe o encargado de bar cafetería?

El encargado de bar tiene supervisar y coordinar todas las actividades que se lleven a cabo en el bar, por lo que acarrea muchas responsabilidades. Entre ellas destacan:

  • La atención a los clientes. Estos profesionales deben encargarse en todo momento de que el equipo de trabajo tenga un buen trato con los clientes y les ofrezcan el mejor de los servicios.
  • Mantener el inventario de bebidas. Tiene que realizar los pedidos correspondientes y asegurarse de que haya suficiente stock, tanto de las bebidas como de los insumos necesarios para el funcionamiento de la barra.
  • La limpieza del local. El encargado de bar debe asegurarse de mantener el buen estado y limpieza de la barra. Del mismo modo, debe procurar que se cumplan las normas de higiene y seguridad.
  • La gestión de las finanzas del negocio. Esto incluye el mantenimiento de los registros financieros y el presupuesto general.
  • Crear y actualizar la carta de bebidas. El encargado del bar también tiene la responsabilidad de conocer las preferencias de los clientes y estar al tanto de las tendencias en el mundo de las bebidas para poder ofrecer propuestas y tragos innovadores.

¿Cuáles son los requisitos para ser responsable o encargado de bar?

El rol de jefe o encargado de bar implica muchas responsabilidades, funciones y tareas bien definidas. Por eso, es muy importante que quien lo desempeñe cumpla con cada uno de estos requisitos.

  • Experiencia previa. La experiencia siempre es muy valorada en el ámbito de la hostelería y de la restauración, porque le proporciona a este profesional un conocimiento sólido sobre las operaciones del negocio.
  • Habilidades de liderazgo y gestión. El encargado y responsable de bar cumple un rol muy importante en la gestión del negocio, por eso debe ser capaz de dirigir y motivar al equipo de salas y camareros, de tal modo que ofrezcan un excelente servicio. También debe fomentar un ambiente de trabajo positivo y colaborativo.
  • Gran capacidad de multitarea.  Tiene que ser capaz de atender todo tipo de solicitudes y mantener el mismo ritmo de trabajo en momentos de alta demanda.
  • Amplios conocimientos en bebidas, coctelería y mixología. Este es un requisito fundamental, pues el encargado de bar tiene la responsabilidad de idear, crear y supervisar las recetas de bebidas, de forma que se preparen correctamente.
  • Habilidades de comunicación efectiva. Es de vital importancia que el jefe o encargado de bar sepa transmitir de forma clara y efectiva las instrucciones y objetivos a todo el personal. También tiene que tener ciertas habilidades en la resolución de problemas y la toma de decisiones.
  • Capacidad de planificación. La organización y planificación son otros de los requisitos en este tipo de profesionales, pues deben ser capaz de supervisar y planificar el inventario, además de administrar los recursos de manera efectiva para alcanzar los objetivos trazados.
  • Gestión de tiempo. El ambiente del bar suele ser bastante ajetreado, por lo que también es importante que quien ocupe este cargo tenga la habilidad de administrar el tiempo y priorizar tareas.

No hay que olvidarse de que el objetivo final siempre es la atención de calidad al cliente, porque eso va a repercutir en un incremento en las ganancias del establecimiento.

Comparte