La Barra bien trabajada es una oportunidad muy valiosa para un restaurante o para un bar. El concepto de «bien trabajada» no se refiere solamente a estar pendientes de los clientes y atenderlos sin demoras y con amabilidad.

Trabajar bien la barra implicar crear bebidas únicas y deliciosas. Se trata de ofrecer propuestas que permitan vivir experiencias diferentes, tal como sucede en todos los ámbitos vinculados con la gastronomía. Implica mantenerse en altos estándares y destacar entre los competidores.

Lograr que la Barra sea parte importante de la identidad del local, foco de la elección del público, requiere de permanente actividad en la que la información, la creatividad y los desafíos son condiciones esenciales.

Mixología: la profesión secreta detrás de la Barra

La historia de tragos y cócteles es historia de mezclas y combinaciones. En este campo gastronómico, la mixología tiene un rol esencial. El mixólogo es el experto en combinar ingredientes de manera armoniosa y creativa para crear bebidas deliciosas, novedosas y equilibradas.  Son los mixólogos los que crean las pautas para componer los cócteles que los bartenders preparan.

Barra de restaurante

¿Cómo trabajan los mixólogos? La mixología va más allá de simplemente mezclar ingredientes al azar. Implica un profundo conocimiento de los licores, destilados, jugos, jarabes, bitters y, en general, de todos los ingredientes utilizados en la preparación de bebidas.

El punto de partida es la investigación y el análisis de esos ingredientes, sabores, aromas, y reacciones de sus combinaciones. Es una profesión que requiere de conocimientos de química y física, a partir de los cuales se desarrollan nuevas recetas de coctelería.

La mixología va ganando popularidad y ha puesto en valor la Barra profesional. En torno a ella, se conforman grupos de amantes de las bebidas de alta calidad que abren nuevas oportunidades para bares y restaurantes.

Principios claves para la elaboración de bebidas únicas y deliciosas

A la hora de evaluar sus mezclas para una nueva bebida, los mixólogos tienen en cuenta algunos principios claves que son de gran valor para quien intente incursionar en este terreno.

1. Equilibrio

El equilibrio de los sabores es fundamental. Las bebidas deben combinar adecuadamente los elementos dulces, ácidos, amargos y salados, para que la experiencia sea armoniosa para el paladar.  Todos los componentes deben complementarse entre sí, sin predominancias.

2.  Conocimiento de los ingredientes

Para crear una bebida única y deliciosa, es preciso conocer los diferentes tipos de destilados, licores y de todos los ingredientes que se pueden integrar a una bebida. Familiarizarse con los perfiles de sabor y de los efectos de sus combinaciones es una base imprescindible para lograr el éxito.

3. Calidad de los ingredientes

La calidad de los ingredientes es esencial para lograr una buena bebida. Productos frescos y de procedencias conocidas incidirán directamente en el sabor final de la bebida, y, por tanto, son la base de su éxito.

4. La técnica

Existen diferentes técnicas de mezclado y preparación de bebidas que es necesario aprender. Incluyen agitar, revolver, macerar, filtrar y otras técnicas específicas que tienen efecto en la bebida que se está creando. La técnica adecuada puede marcar la diferencia en la textura, el sabor y hasta en la presentación de la bebida.

Hay que inventar y arriesgarse a probar

Los conocimientos de ingredientes y técnicas son muy importantes para crear bebidas. Pero de poco sirven si el bartender o el mixólogo no se arriesgan a inventar, a probar, a buscar la opinión de otros.

Sugerencias interesantes:

  • Para crear bebidas nuevas y originales, es necesario probar combinaciones inusuales de ingredientes.  Jugar con los ingredientes y sus proporciones es una oportunidad de encontrar una bebida única que atrape el paladar.
  • El punto de partida será el perfil de clientes a los que se pretende captar con las propuestas de bebidas. Las preferencias de las personas cambian con la edad. Hay clientes que quedan amarrados a los tragos y cócteles que han consumido en otros tiempos y pretenden bebidas similares.  Otros, en cambio, siempre están buscando novedades.
  • Otro factor importante es la estacionalidad.  Hay propuestas más adecuadas para el frío invierno y otras que se eligen en la primavera o el verano.  Utilizar ingredientes de temporada, frutas y hierbas frescas que estén disponibles en la región, asegura la calidad de esos productos. La carta debería prepararse para ofrecer bebidas siempre renovadas que se adecuen a la estación.
  • La tradición también es buena base para la innovación. Se puede explorar las bebidas tradicionales en diferentes culturas y darles un toque personal adaptado al lugar y al momento.
  • Probar y recopilar opiniones.  Las opiniones de otras personas son un feedback valioso para la creación de bebidas.  Invitar a clientes conocidos a probar una nueva bebida y pedir sus comentarios y sugerencias, permitirá mejorar y perfeccionar la propuesta.
  • Abrir la mente.  Imaginar las combinaciones más extrañas, exóticas, impensadas antes, puede ser el inicio de una nueva bebida. La historia debe continuar y no se agota en lo que ya está escrito, probado y aprobado.

Para crear bebidas únicas y deliciosas hay que ser un poco científico y un poco artista. Ambas cualidades son la clave del éxito cuando se trabaja detrás de la Barra.

Comparte